Primera Navidad española, viajes y más…!

¡Hola a todos!

¿Por dónde empezar a contar sobre estos nuevos meses que pasamos en España? Ciertamente me sentí más integrada, involucrada y parte del proyecto, creo que estos últimos meses han sido muy importantes.

Finalmente se aflojaron las restricciones y logré, junto con los demás voluntarios y otros amigos, visitar un poco más el territorio español, nos dirigimos a la Mola, una montaña que se encuentra aquí cerca de Terrassa, más precisamente en Matadepera y es nuestra primera excursión todos juntos!

Puesta de sol desde La Mola
Yo, Nicholas e Coline, en La Mola, hacía muuuuuuuucho frio!

También visité otros lugares, como Llac Petit aquí en Terrassa, o un lugar maravilloso donde se puede ver Barcelona desde arriba, Parc del Carmel e incluso El Coll.

Parc del Carmelo de día y de noche, con toda BCN iluminada

Incluso en el trabajo las cosas han ido mucho mejor en los últimos meses. Por fin hemos podido empezar a realizar diversas actividades que anteriormente, debido a la pandemia, se habían suspendido, ¡como las salidas de grupo! Visitamos todos juntos, un grupo a la vez, las ciudades vecinas, siempre respetando las restricciones. Algunas ciudades fueron Rubi, Sant Cugat y también vinimos a Terrassa, ¡la ciudad donde vivo! Cuando estuvimos en Terrassa, todos los participantes tenían mucha curiosidad por saber dónde vivíamos yo y los otros voluntarios 🙂

En esta foto estamos en el parque de Rubi con el grupo de Nuria!

Lo lindo en el trabajo es que finalmente noté que los participantes se están familiarizando cada vez más conmigo y sobre todo están cada vez más a gusto, y eso me hace feliz porque significa que confían en mí y que me ven como una persona a tomar como punto de referencia o incluso como amiga suya.

Ivan y yo durante una salida con la furgoneta 🙂

Me gusta ver y notar cómo han evolucionado las diferentes relaciones que tengo con los participantes en el trabajo, que antes podrían haber sido bastante tímidos y reservados, mientras que ahora han cambiado completamente su actitud de una manera positiva, ¡y son extrovertidos, abiertos y divertidos!

Algunos son muy dulces, como Ramón, que siempre me cuenta su vida y sobre todo siempre me escribe poemas, ¡como este de la foto!

Hablando de otras cosas, esta fue mi primera Navidad lejos de mi familia en Italia, pero preferí quedarme aquí en España porque en este momento la situación de contagio/pandemia en Italia no es nada buena, espero volver pronto, en un mejor momento.

Aquí en España solo estamos yo y otro voluntario, Nicholás, todos los demás han vuelto con sus familias, pero creo que hemos aprovechado estas dos semanas; estuvimos con amigos, organizamos un gran almuerzo de Navidad y cada día fue una fiesta única. Ciertamente extrañaba a mi familia, pero era una forma diferente de vivir las vacaciones y no me importaba en absoluto, ¡todo lo contrario! ¡Otro amigo italiano y yo dejamos que Nicholas probara la carbonara por primera vez y quedó súper satisfecho!

Durante las vacaciones de Navidad también tuve la oportunidad de viajar un poco y visitar algunos pueblos vecinos de la Costa Brava, como Tossa de Mar, ¡que sin duda se ha convertido en una de mis ciudades favoritas!

Por último, pero no menos importante, no faltaron fiestas, cenas, almuerzos, momentos junto a los otros voluntarios y nuestros amigos, ¡como siempre!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s